¿Conocías estos mitos sobre el sueño?

Si alguna vez te preguntaste qué sucede mientras realizamos uno de los actos más placenteros de la vida, que es dormir, seguramente te habrán respondido con algunos mitos que faltan a la verdad. La cultura popular muchas veces es extremista y no todo lo que te dijeron necesariamente será cierto. ¡Entrá y conocé cuáles son esos mitos!

Dormir

Los ocho mitos acerca del sueño son los elementos que a continuación daremos a conocer, para que ya no te sientas confundido respecto al placer que genera dormir.

1- ¿El alcohol facilita el descanso?

Esta idea es un poco compleja, y aunque no tenga base científica, se cree que ingerir alcohol antes de dormir empeora la verdadera relajación que genera un sueño normal. La profundidad y el efecto reparador se reducen cuando antes se bebió alcohol.

Lo más recomendable es que, si vas a tomar, la última dosis de alcohol sea una o dos horas antes de ir a la cama, para que los efectos de la bebida no influyan en el sueño y sea un descanso más placentero.

alcohol

2- ¿Dormir ayuda a aprender cosas?

Mientras dormimos, perdemos la conciencia o noción del momento. Sin embargo, eso no significa que nuestro cerebro esté ajeno a sus tareas. Al dormir, nuestro cerebro fija todo lo aprendido durante el día. Por eso es recomendable dormir lo suficiente antes de un examen, así todo lo que aprendiste lo recordarás mejor.

3- La cama, ¿el deporte de los vagos?

Dormir bastante no es precisamente una virtud de los vagos; bueno, sí, pero también es la mejor forma de ser productivo. Descansar lo suficiente ayuda a que no tengamos dificultades en la manera de razonar y sentir, y reduce las probabilidades de sufrir alteraciones metabólicas, endócrinas, demencia, diabetes o enfermedades cardiovasculares. Así que, si te dicen que sos un vago por dormir tanto, ya tenés una buena respuesta para zafar de ese incómodo ataque.

4- Tranquilo, el finde recupero el sueño perdido…

Pasarse toda la semana trasnochando y no descansar lo suficiente para ir al trabajo puede ser perjudicial. Sin embargo, existen los gloriosos fines de semana. Sí, podemos equilibrar el sueño durmiendo más horas los sábados y domingos. Una investigación de la Universidad de Chicago explica que dormir seis horas diarias durante 12 días consecutivos produce efectos físicos y psicológicos similares a toda una noche sin dormir. A dormir el finde y así reducir los riesgos.

recuperarsueno

5- Roncar es molesto, pero no perjudicial

En esta nota era imposible que no se hable de los ronquidos a la hora de dormir. Ese molestoso ruido puede convertirse en una verdadera pesadilla, ya que crece la posibilidad de sufrir accidentes de tráfico, puesto que el sueño no es reparador y la persona se levanta cansada. A pesar de todo esto, no se considera perjudicial y lamentablemente tampoco existe una solución o una cura contra el ronquido.

roncar

6- ¿Qué pasa si duermo con la tevé encendida?

Algunas personas tienen la facilidad de dormirse mientras ven televisión o con la luz de la habitación encendida. Sin embargo, es mucho más saludable hacerlo con la luz apagada, para que nuestro descanso sea más profundo, como el cuerpo requiere. Nuestro reloj biológico está sincronizado con los ciclos de la luz y la oscuridad, y la luz artificial rompe ese esquema, lo que causa trastornos, algunos graves, ya que pueden afectar el estado de ánimo y acarrear brotes de depresión.

television

7- ¿Dormir la siesta es una pérdida de tiempo?

En nuestro país es prácticamente un hábito darnos una pequeña siesta luego de almorzar; muchos relacionan esta costumbre con los hábitos de un vago. Sin embargo, es lo más saludable para estar alerta en el trabajo. En empresas como Google disponen de espacios para que sus empleados disfruten de una pequeña siesta a mitad de jornada. ¿Te imaginás que en tu trabajo te den licencia para dormir?

El horario ideal para pegarnos una siestita es entre las 14.00 o 15.00, ya que es el momento del día en que sufrimos un bajón en la productividad. Tu salud lo notará; puedes intentarlo, pero sin arriesgarte a recibir algún tipo de regaño en tu trabajo. Lo dejamos en tu cancha.

8- ¿El niño que se duerme mucho es un holgazán?

Comúnmente, los niños a partir de los 12 años son más propensos a dormirse más de ocho horas; es casi un imposible despegarlos de la cama, pero eso no significa que sean vagos. Según los médicos, hasta los 20 años se necesita dormir entre nueve o diez horas para desarrollar la inteligencia y reafirmar la productividad.

En Estados Unidos, los institutos y universidades han retrasado el horario de inicio de las clases para ajustarse al reloj biológico de los adolescentes y han notado mejoras significativas en las notas en varias asignaturas. Dormir lo suficiente resulta fundamental para que el alumno obtenga buena concentración y por ende calificaciones excelentes.

clase

Fotos: Redes / Fuente: muyinteresante.es

Etiquetado con