José Joss Candia: La sangre no es agua

Joss Candia, hijo del recordado corredor Danny Candia, es uno de los compatriotas que nos representa en el Dakar 2017, que se corre en Argentina, Bolivia y Paraguay. El crédito local en la categoría motos charló con TVO días antes de que iniciara la competencia y nos contó como fueron sus preparativos para la exigencia que merece este desafío que de momento lo está cumpliendo muy bien.

candia-f1

PASIÓN MOTOR. Joss y su padre, Danny, comparten la misma pasión por el deporte motor.

El pasado 2 de enero arrancó en nuestro país la edición número 39 del Rally Dakar, que se disputa en Argentina, Bolivia y Paraguay. En la categoría motos se dio el debut de José Joss Candia (30), quien se convirtió en el primer piloto paraguayo en competir en un Dakar sobre dos ruedas. Candia viene de alcanzar la 14.ª posición en el Desafío Ruta 40 de Argentina y su meta es llegar lo más lejos posible en su debut en el Dakar 2017.

Joss nació en una familia con tradición y peso en el mundo motor, ya que su padre, Danny Candia (57), es un reconocido piloto que compitió a nivel internacional, y formó parte de la escudería de Maranello. “Quiero dejar bien en alto el apellido Candia”, mencionó Joss en un momento dado de la entrevista hace unas semanas. El piloto tripula una moto KTM 450 Rally Factory Réplica 2017, la cual estrenó hace unos días como parte de su prueba antes de encarar la competencia más extrema del mundo.

Joss, ¿Cómo fue que decidiste competir en el Dakar?

– Hace 15 años, cuando veía a Cyril Despres o Stéphane Peterhansel, los pilotos más renombrados de esa época, siempre me decía que alguna vez tendría que participar de un Dakar. Cuando me fui metiendo en competencias más duras, allí me saltó la ficha y tomé la decisión de inscribirme en este Dakar, que tiene la particularidad de que largará en Paraguay.

¿Le pediste consejos a alguien?

– La verdad, no. Hice mi propio camino, estuve entrenando con Laurent Lazard, en las dunas de Nihuil en Argentina, y luego competí en el Desafío Ruta 40. También tengo dos Desafíos Guaraní en mi haber. La experiencia me la fui ganando carrera tras carrera, y este Dakar lo quiero vivir de una forma única y que todo lo que suceda sea parte de mi aprendizaje como piloto.

¿Cómo manejás el tema de la ansiedad?

– ¡Uf, olvidate! La ansiedad es la que me consume día a día, pero de forma positiva. Quiero que llegue ya ese 2 de enero para competir en mi primer Dakar. Es una forma de motivarme de cara a lo que se viene.

¿Cómo es tu alimentación antes de competir?

– Demasiado estricta. Últimamente solo consumo líquidos, carbohidratos y alguna que otra barra de cereal. Mi cuerpo tiene que llegar ligero, ágil y bien descansado. La competencia es larga y muy agotadora, se necesita concentración y muy buen estado físico.

¿Quiénes te apoyan en este nuevo desafío?

– Tengo el apoyo de mi novia, de mi mamá, de mi viejo, de toda mi familia, e incluso de gente que ni siquiera conozco, que me tira esa buena onda que siempre necesita un piloto para subirse a la moto y competir en una carrera de mucha exigencia.

¿Qué te dijo tu viejo de cara a tu primer Dakar?

– Me pidió que me cuidara, sabe que ando rápido y se preocupa mucho, pero tengo el 100% de su apoyo. Mi viejo odia la moto, prefiere mil veces un auto (risas).

¿Cómo está compuesto tu equipo de trabajo?

– Pertenezco al equipo MED Racing Team de Argentina, que es un grupo que ya lleva seis Dakar en su haber. Nos hicimos amigos en el Desafío Ruta 40 y ahora estamos en contacto siempre. Le tengo que agradecer a Carlitos Zarca, quien me presentó a los chicos de MED Racing. Aparte de eso, llevo como mecánico a Michael Gotze, un profesional de mi confianza con el que vengo trabajando desde hace muchos años.

¿Cómo son tus preparativos antes de una competencia?

– Los pilotos vivimos sanamente. Nos alimentamos de forma saludable y dormimos temprano para poder estar tranquilos. Se vienen días de dura competencia.

¿Cómo te imaginás que será tu primer Dakar?

– Esa es la pregunta del millón (risas). Sinceramente me preguntaron millones de veces y nunca supe cómo responder. Lo que te puedo decir es que la competencia de Ruta 40 la tomé muy calmo y así espero que sea mi primer Dakar.

Un poco más de Joss

Joss Candia también reveló algunos detalles y curiosidades que no se sabían del piloto de motos, que participará por primera vez en un Rally Dakar. Candia confesó tener amuletos y cábalas de cara a una carrera.

candia-f3

EL SUEÑO DEL PIBE. Joss afirmó que competir en un Dakar es una de las cosas que más deseaba en su vida como piloto de motos.

Joss, ¿cómo nació tu pasión por las motos?

– Me cuentan mis familiares que de chico me pasaba viendo mucho deporte motor. A los 13 años empecé a correr en karting y recién a los 18 años pude realizar mi primera carrera en quad, que más tarde pasaría a ser una moto. Después de todo eso ya no me pudieron bajar de ninguna motocicleta.

¿Sos de andar en moto cuando no estás compitiendo?

– Andar en moto en la calle no me gusta, porque es muy peligroso, por el tráfico y el estado de nuestras calles. Prefiero andar en auto, acelerar y divertirme tranquilo sin ningún riesgo en la pista.

¿Tenés algún tipo de cábala o amuleto para competir?

– Tengo un peluche que se llama Sid, que es de la película La era del hielo, que me acompaña a todos lados. Mi novia me regaló un sapo y también lo llevo como amuleto. Además, una familia de Hohenau me obsequió un rosario, que utilizo siempre en mis carreras. También llevo una pulserita que va en el manubrio. Es todo un tema, pero esas son mis cábalas.

¿Qué tipo de moto vas a estar utilizando en la carrera?

– Estaré usando una KTM 450 Rally Factory Réplica 2017. Está nueva y será mi caballito de pelea en esta competencia. No soy de ponerle accesorios a mi moto, la mantengo tal cual está. Hace unos días la probé y está en perfectas condiciones.

¿Quiénes son tus referentes en este tipo de competencias?

– En realidad al que siempre miré fue al francés Cyril Despres, un piloto muy rápido, así como también al más grande de todos, el español Marc Coma. Por supuesto, mi viejo es mi ídolo de toda la vida, y como la sangre no es agua, espero honrar toda su confianza en este Dakar.

Derlis Iván Matto / Fotos: Gustavo Segovia / Locación: Costanera de Asunción

Etiquetado con