Lady Emblem Elixir, la fragancia de Montblanc

illicit-flower

La prestigiosa marca de perfumes Montblanc trae al mercado su nueva estrella, Lady Emblem Elixir. La misma llega bajo una nueva presentación que describe a la mujer libre, incisiva y magnífica con una exquisita fragancia. Se pueden encontrar distintos aromas, como rosas damascenas, recogidas en las altas planicies de Turquía; un acorde de lirio, cuyas cualidades de elegancia y persistencia no es necesario demostrar; finalmente, en su estela, la vainilla, el sándalo y el pachulí aseguran la duración del placer sin invadir el territorio de los demás. Un grano de pimienta negra, vivo, ardiente y misterioso es la clave del nuevo enfoque de la composición. Hasta el más irresistible de los olores es nada sin un frasco que le haga justicia: adopta la talla de 43 facetas del diamante Montblanc, según el emblemático diseño de los seis valles. Se reviste de oro rosa, de reflejos metálicos y se transforma en una flor preciosa que multiplica, a su vez, pétalos milagrosos. El estuche también se viste de oro rosa, convirtiéndose en el más maravilloso de los joyeros. La foto, firmada por Carlotta Manaigo, posee, como las de todas las campañas de la célebre Maison, un sello intemporal, negro y blanco para el retrato de una mujer afirmada. Como un broche de alta joyería, el frasco de oro rosa la acompaña y la revela. El secreto queda al descubierto.