Raúl Vega: “Si no me renuevo, me canso”

A sus 41 años, la vida le sonríe con otro desafío en su hábitat natural: la radio. Raúl Vega arrancó A 1000 km del mar en horario matutino por Urbana y tuvo un mano a mano con TVO, que el amante de las motos rider supo responder con su tradicional toque de humor y sarcasmo. ¡Adelante!

rvega-f2

CRANEANDO IDEAS. Raúl cuenta que todavía tiene mucho que hacer en los medios. Entrando a los 40, las ideas surgen a cada instante. Así lo explica el propio Vega. “Si pudiese transformar en contenido mis ideas, tendría todo un sistema de cable. Ojalá se dé algún día, voy hacia allí”, tiró.

Si bien es un hombre que se levanta temprano, ahora la rutina matutina se volvió estrictamente laboral. Hace unos días, Raúl Vega arrancó A 1000 km del mar por Radio Urbana, un programa que va de lunes a viernes, de 9.00 a 12.00, y eso para el conductor es un desafío más en su larga trayectoria en los medios.
Para él, la radio es vida, y justamente eso trata de trasladar a sus oyentes. Renovarse es una de sus características, por eso aceptó que A 1000 km del mar sea emitido por las mañanas. La frescura de las primeras horas y la conexión con la gente desembocaron en este nuevo formato.

Raúl, ¿qué presentás en A 1000 km del mar matutino?
– Presentamos el formato extendido de la fórmula del programa: divague + información x creatividad = A 1000 km del mar.

¿Cómo se dio este cambio de horario en Urbana?
– Estamos en temporada de cambio de grilla, que es lo más parecido a temporada de caza. Medios, marcas y comunicadores salimos al campo abierto de la pauta a buscar una buena presa. Así es que hay buenos años, los no tanto, los feos y el 2016. El 2017 estamos arrancando con un muy buen espectro, en términos de horario, con excelente exposición y perspectiva.

¿El horario central en el que va el programa es una presión más?
– Totalmente, la mañana imprime otra velocidad a la información, hay que saber manejarla muy bien. En la curva de la actualidad, si volanteás mal un chiste, terminás como Ayrton Senna. ¿Se entendió la metáfora? También pueden usar a Niki Lauda o Michael Schumacher.

¿A 1000 km del mar tendrá modificaciones en su formato?
– Se incorporará una mayor cantidad de especialistas en temas de actualidad. Todos ellos con la dosis de creatividad adecuada. Yo modifiqué mi corte de pelo también, por las dudas (risas).

Trayectoria en los medios
Raúl Vega arrancó en los medios cuando apenas tenía 15 años. Hoy tiene 41, y desde 1999 que está en el ambiente de forma ininterrumpida. La televisión también fue parte de su vida en algún momento, pero para Vega, la radio va en primer lugar, siempre. “Mantenerse en los medios cuesta, créanme”, declaró.

rvega-f1

AMANTE DE LAS MOTOS. “Si no hubiese sido locutor seguramente sería piloto de motos”, tiró.

Raúl, con tus años de trayectoria en los medios, ¿qué preferís, radio o televisión?
– ¡Radio!, toda la vida.

¿Cuántos años llevás en los medios?
– Inicié cuando tenía 15; nací en el ’75, hagan la cuenta. Pero profesionalmente en 1999, de ahí hasta ahora no paré nunca. Es mi pasión y agradezco trabajar en esto.

¿Cuál es el secreto para mantenerse en el ruido durante mucho tiempo? (No es que digamos que estás viejo).
– Gracias por la aclaración. Constancia, no perder la capacidad de sorprenderse y por sobre todo, en mi caso, nada de aburrimiento. Si no me renuevo, me canso, me obligo siempre a experimentar con contenido y vivencias nuevas para mí.

¿Qué implica estar en los medios?
– Citando a Mr. Miyagi, implica no ser aplastado como uva pasa. Dedicarse o no dedicarse a los medios son los caminos, valga el juego de palabras; nunca quedarse entre ambas cosas. Considero que la capacitación permanente y un buen resguardo de tu vida privada son fundamentales para una buena carrera mediática.
Revelaciones
En este apartado de la nota con Raúl Vega, hablaremos más a profundidad de su vida personal. Sus amigos en los medios y los no tan amigos. Su sentimiento hacia nuestro país y la vida sentimental también fueron temas tocados en la entrevista.

¿Quiénes son tus amigos en el ambiente?
– Tengo más colegas que amigos. Poseo un gran sentido de lealtad, y a veces eso, por contradictorio que suene, genera detractores. Es un rubro competitivo. En personas como Nico García o Víctor Niella siempre encontré una gran amistad y contención.

¿Cómo es tu relación hoy con Álvaro Mora?
– ¡Mi competencia! (risas). Es raro que me pregunten eso, pero lo siguen haciendo. Somos buenos colegas y cualquier rivalidad quedó atrás. Lo cual no quiere decir que en cualquier momento recobre vida, vos sabés cómo son estos cachaqueros (risas).

¿Qué hacés cuando no estás trabajando en los medios?
– Trabajo fuera de los medios. No sé descansar, no lo digo como algo bueno. Pero no me sale no hacer nada en función a mis actividades laborales.
Vimos en tus redes que te encanta viajar. ¿Qué países te queda conocer?
– Bueno, ahí tenés, esas son cosas que hago por trabajo. Recuerdo viajar en pareja en plan romántico y, en un momento, sin darme cuenta, ella está con una camarita filmándome y yo entrevistando gente. Sí, sigo soltero.

¿Cuáles son tus pasiones en la vida?
– Música y experiencias, y experiencias musicales (risas). Las motos también son parte de mi vida.

¿Cuándo nos enteraremos de que Raúl Vega… ¡se casa!?
– Me avisan, por fa.

Sos argentino, pero ya te consideramos un paraguayo más. ¿Lo sentís igual?
– ¡Jaikuaa upéa, che socio!

¿Luchaste mucho hasta llegar a donde estás?
– Todos y cada uno de mis días. Pueden decir mucho de mí, menos que no laburo. En una sociedad como la asuncena, tan tradicional, conseguir entrar, convencer y sobre todo sostener tu trabajo sin un apellido conocido, sin que un pariente de turno o compañero de colegio te tenga de prioridad o te ponga el negocio en tus manos, como se maneja la mayoría del rubro, les puedo asegurar que cuesta y mucho. Igual, al final del día, es doblemente satisfactorio. Brindo por ello.

La última, ¿qué se necesita para que un programa tenga éxito y le llegue al público?
– Si te respondo: “Buenos pechos”, me linchan, ¿verdad? Para tener éxito en un programa se necesita talento, carisma y profesionalismo. Y ahí la formula: divague + información x creatividad = A 1000 km del mar.

Derlis Iván Matto / Fotos: Mónica Matiauda / Producción: Amalia Rivas Bigordá / Locación: Administración Nacional de Navegación y Puertos (ANNP) / Agradecimientos: Suzuki y DK420 Accesorios

Etiquetado con