Sí al plan de alimentación, no a la dieta restrictiva

Decir dieta es estar poniendo un límite o prohibiciones de alimentos. En mi caso, lo que yo quiero lograr es que mi paciente coma de todo, pero en su porción”, expresó la nutricionista Martha Quesada.

Debemos enseñarle al paciente a comer saludable y a elegir bien sus porciones. También debemos analizar con el mismo cuál es su propósito o su meta a corto o largo plazo”, comenzó diciendo la licenciada Martha Quesada, al tiempo de destacar: “Tenemos que enseñarles a comer equilibrado y a realizar ejercicios programados; a aumentar la ingesta de agua, frutas, verduras, y a limitar lo que nos hace daño”.

Así también, debemos decirles que comer cada tanto una hamburguesa no les va a engordar más, y que si les gusta el chocolate, pues que lo coman, aunque no todos los días. Pero no prohibir”, siguió expresando la profesional.

Es decir que no a las dietas muy restrictivas y sí al plan de alimentación equilibrado. Al final, las dietas muy restrictivas o las de moda hacen que perdamos masa muscular y agua, y no grasa. Y eso lo recuperamos rápido. Por lo tanto, consultá con tu nutricionista y que te dé un plan adecuado a tu persona. El plan debe ser personal”, finalizó la licenciada Martha Quesada.

 

Fotos: Archivo