Cuidados para el cabello ante el clima fresco

Con el ingreso del clima fresco, nuestro cuero cabelludo corre el riesgo de deteriorarse debido al uso de agua caliente y secador de pelo. Afortunadamente, hay maneras de evitar que esto suceda. El doctor Alfredo Porro nos dio tips para que nuestro cabello no se estropee en esta estación.


El otoño e invierno son estaciones particularmente infernales para nuestro cuero cabelludo, y eso se debe a que el cabello sufre los estragos del calefón y el secador. El doctor Alfredo Porro, reconocido cirujano especializado en salud capilar, nos dio interesantes consejos para cuidarnos esta temporada.
“En invierno solemos bañarnos con agua muy caliente, y eso daña mucho el cuero cabelludo”, es lo primero que nos dijo el médico. Luego agregó: “Lo recomendable es lavarse el cabello con agua templada y secarse con el secador a una temperatura media. El calor es un agente físico que daña mucho el cabello; entonces, se debe disminuir todo esto”.

DOCTOR ALFREDO PORRO. El profesional nos recibió en su consultorio para indicar como podemos cuidar el cabello en esta estación.

Además, explicó que el calor afecta la composición proteica de la raíz del cuero cabelludo, iniciando en el folículo, lo que afecta el crecimiento del pelo. “Es fundamental la nutrición folicular con suplementos dietarios como multivitaminas, multiminerales, vitaminas y aminoácidos específicos para darle fuerza al pelo”, comentó.

El calor excesivo también produce resequedad en el cuero cabelludo y, cuando esto sucede, aparece la famosa caspita fina. “La forma de combatir esta caspa es hidratando, existen productos específicos muy buenos dependiendo del caso. Por otro lado, la caspa en sí es causada por la seborrea o por algún otro agente etiológico. La caspa también puede aumentar la caída del pelo, porque uno se rasca y debilita la raíz”, explicó el profesional.

Grasitud vs lavado

En general, la gente asocia la grasitud del pelo con la caída. Así también, otros asocian el lavado excesivo con el mismo problema. Sin embargo, todo esto no es la verdadera causa de la caída, sino una consecuencia de algún problema que debe ser identificado.


“Lo que pasa en realidad es que la secreción excesiva de grasa está relacionada con el aumento de los niveles de testosterona en el cuerpo, por eso se cae el pelo. Por otro lado, si el cabello está débil, cualquier lavado, cualquier tipo de cola muy ajustada o un gorro pueden incrementar también la caída”, señaló.

El estrés


El estrés produce un fuerte desgaste físico, ocasionando una mayor oxidación del cuerpo. “Uno de los primeros síntomas del estrés es la caída del pelo o el daño de la piel. Por eso, antes de ofrecer un tratamiento, nos enfocamos en identificar la causa de la caída. Una vez diagnosticada, proponemos un método. En el caso de estrés, recomendamos nutrir en forma local el cabello, para que cuando pase ese periodo la recuperación sea más rápida. Es fundamental tener un buen descanso y hacer deporte aeróbico para contrarrestar el estrés”, indicó.


Recomendaciones para cuidar el cuero cabelludo

*Evitar el uso de agua muy caliente.

*Secarse el pelo a una temperatura media y usar el secador a una distancia de 30 centímetros del cabello.

*Espaciar los tratamientos de alisado, teñido o brushing.

*Nutrir el pelo con productos buenos y naturales, que no dañen la raíz.

*Alimentarse correctamente y reforzar con suplemento dietario.

*Buen descanso.

*Actividad física.

Fotos: Gentileza- Archivo