Denisse Hutter: “Ignacio me hizo recordar lo hermoso que es ser niño”

La querida Denisse Hutter vive este 15 de mayo su primer Día de la Madre en compañía de su príncipe, Ignacio. La conductora de radio revela detalles de su experiencia como madre primeriza y cuenta cómo cambió su vida con la llegada de su primer hijo.

Denisse Hutter disfruta su primer Día de la Madre con Ignacio en brazos. La conductora de radio y televisión disfrutó el año pasado con su bebé en la panza y hoy lo hace con el amor más grande de su vida.

La conductora de radio tiene como fiel compañero de actividades a Ignacio, nos cuenta que se levanta tempranito a las 5.00 y se pasa toda la mañana en la radio. El heredero de Denisse Hutter y Jorge Galeano ya vive en carne propia el ambiente en el que se manejan sus padres.

Denisse, ¿dónde vas a pasar el Día de la Madre?

– Con mi familia vamos todos los años a almorzar a un hotel que hace un brunch al lado del río por el Día de la Madre. Vamos todas las mamás de la familia con nuestros hijos, maridos, primos y sobrinos en patota. Yo iré a celebrar doblemente este año: en calidad de mami de Ignacio y también cumpliendo como mi rol de hija para acompañar a mi mamá. El año pasado tuve un día muy emocionante celebrando por primera vez con Ignacio en la panza, así que este año con él a upa va a ser más especial aún.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde la llegada de Ignacio?

– ¡Cambió muchísimo! Vivo jugando y riendo, Ignacio me hizo recordar lo hermoso que es ser niño. Tengo la suerte de estar casi todo el día con él, ya que le llevo a mi trabajo, y él se pasea de brazo en brazo haciendo muecas y regalando sonrisas; y nos saca cualquier pirevai que podamos tener mis compañeros y yo. También me esmero más con la cocina, porque quiero que coma sano y rico. Mi departamento era de estilo minimalista, pero ahora está lleno de colores y juguetes en todos los rincones; y mi auto ni te cuento, mochilas y bártulos por si llueve, por si se ensucia, juguetes por si se aburre, por si esto, por si lo otro. Pienso 10 veces si me olvido de algo antes de salir de casa, pero salgo igual y le llevo conmigo. Somos una dupla muy sociable y todos estos cambios que te cuento terminaron dando más alegría a mi vida.

¿Cómo es tu vida diaria ahora que sos madre?

– Me levanto a las 5.00, me preparo tratando de no hacer ruido y a las 5.30 despierto a Ignacio, le cambio y nos vamos a la radio. Se queda conmigo y mis compañeros durante el programa que tengo en radio Venus, y a eso de las 7.30, cuando su papá llega a radio Aspen, que es en el mismo predio, se va con él y generalmente se queda hasta que termine su programa mientras yo aprovecho para ir al gimnasio o hacer algún trámite. A las 10.00 le busco de la radio y volvemos a casa, jugamos, almorzamos; y como el canal en el que estaré trabajando por las tardes aún no está al aire, generalmente me quedo con el gordo aprovechando estas últimas tardes libres o preparando mis clases de Comunicación Oral, ya que este año empecé a enseñar en la universidad. En la sala le puse una alfombra de colores enorme y nos gusta tirarnos ahí a jugar o a hacernos cosquillas. También vamos mucho de paseo; si tengo que pagar alguna cuenta o comprar algo, le llevo conmigo y él mira las vidrieras y los colores. Está en una etapa en la que todo le llama la atención y es supercurioso, así que aprovecho para tenerlo conmigo siempre que puedo. Y si no, se queda con sus abuelos o su tía, que lo aman.

¿Hay un pedido especial para Jorge por tu día?

– La verdad que no, solo lo molesto con una cuenta regresiva, le digo: “Dice Ignacio que faltan X días para el Día de la Madre y que está supercontento con cómo le cuida su mami!”, y así le meto presión para que piense en el regalo desde ahora. El año pasado con Ignacio en la panza hice lo mismo y me regaló una pulserita con un dijecito de varón que me encantó, así que le tengo fe a este 15 de mayo (risas).

Contanos tu experiencia como madre.

– Ser mamá es un aprendizaje diario. Todos los días celebro sus avances y sufro muchísimo si se enferma o pasa mal. Ya nos tocó pasar por una bronquiolitis y verlo internado con su suerito puesto fue lo peor que me pasó en la vida. Pero después le ves salir adelante, le escuchás decir su primera palabra ─que en el caso de Ignacio fue “papá” y medio que me piché (risas)─, ves su primer dientito o que come con muchas ganas la comidita que le preparaste, y el corazón te estalla de amor. Así que aprovecho cada nueva sensación y trato de organizarme para que sea lo más feliz posible y disfrute de esta etapa todo lo que se pueda.

¿Qué consejos le darías a las futuras mamás?

– Si hay algo que las mamás primerizas sabemos es que los consejos sobran. Cuando tenés un hijo todo el mundo empieza a opinar, obviamente con buenas intenciones, pero a veces te dan consejos que vos no pediste sobre cosas que vos creés que estás haciendo bien y querés seguir haciendo así. Por eso, más que darles un consejo solo me gustaría contarles que tirándome al piso a jugar con el gordo y haciéndole caras simpáticas o leyéndole cuentitos recibí las sonrisas más hermosas y llenas de amor del mundo, así que no se olviden de intentarlo también ustedes. Feliz Día de la Madre para todas, reciban muchos mimos y no se olviden de darlos también, porque imagino que en unos años van a empezar con el “qué pelada, mamá; te van a ver mis compañeros, dejá de besuquearme” y nos vamos a arrepentir de no haberlos llenado de mimos cuando podíamos hacerlo (risas).

Derlis Iván Matto / Fotos: Celeste Montaner – Estudio: BabyShoot