¡Ojo con los chequeos médicos!

Cumplan el rol que cumplan, la mayoría de las mujeres están más pendientes de las necesidades de los demás antes que las suyas. Tanto así que varias dejan de lado los chequeos médicos de rutina, como el examen papanicolau y la mamografía, que sirven para detectar el cáncer de cuello uterino y el de mama, respectivamente.

vivirb-f5

 

Estas enfermedades son las principales causantes de muertes femeninas en nuestro país. Según los informes del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), el cáncer de cuello uterino acaba con la vida de 400 mujeres al año, mientras que el de mama termina con seis vidas a la semana, aproximadamente.

La detección temprana de estos males a través de exámenes es de vital importancia para salir victoriosas en la batalla. “La ley establece que las mujeres tienen un día libre al año para realizar estos estudios”, contó el médico Carlos Darío Sosa. Además, nos habló de cuestiones como los cuidados que debemos tener para prevenir estas afecciones. También aclaró cuáles son las pruebas a realizarse de acuerdo a la edad.

¿Cuál es la fecha que la ley establece para que la mujer se realice los exámenes?

– El permiso para que la mujer se realice los estudios de papanicolau y mamografía se establece en común acuerdo con el empleador o el Departamento de Recursos Humanos del lugar de trabajo, a menos que por orden del médico se marque un día en especial. Esto debe cumplirse tanto en la función pública como en el sector privado.

vivirb-f1

El doctor Carlos Darío Sosa nos brindó algunos tips sobre como deben cuidarse las mujeres.

¿Esto no debe ser descontado del salario?

– Así es. Para que esto no suceda, la beneficiaria deberá demostrar que se hizo el estudio con el documento expedido por el sanatorio u hospital en el que se realizó.

¿Cada cuánto es recomendable hacerse esos estudios?

– Es recomendable que una mujer sana se someta al papanicolau cada seis o 12 meses. La mamografía puede realizarse una vez al año, a menos que se sienta alguna molestia antes de la fecha marcada para el chequeo, esto se aplica a ambos exámenes.

¿Podría recordarnos a qué enfermedades se exponen las mujeres?

– Además del cáncer de cuello uterino y de mama, ellas están expuestas, más al inicio de la vida sexual, a todas las enfermedades que se transmiten por esta vía. Las más comunes son sífilis, hepatitis B o C, VIH, herpes genital y gonorrea.

Los exámenes que deben realizarse las mujeres, ¿varían de acuerdo a la edad?

– Algunos de ellos, sí. Desde que la mujer empieza a tener actividad sexual hasta los 29 años, al año debe hacerse el examen de papanicolau; con lo que se busca detectar el Virus del Papiloma Humano (VPH), causante del cáncer de cuello uterino.

vivirb-f3

La higiene personal es fundamental para evitar este tipo de enfermedades.

¿Y después de esta etapa?

– Luego, al cumplir los 30 años, es necesario realizarse chequeos de sangre para detectar anomalías que puedan presentarse en el organismo; también las ecografías mamarias y la mamografías son importantes en esta parte de la vida de la mujer. Si hay antecedentes de cáncer de mama en la familia, deben realizarse estos estudios mucho antes de lo establecido; cuanto menos tiempo pase, mejor.

Por último, ¿las mujeres de tercera edad?

– Las damas de tercera edad también deben realizarse ambos exámenes mamarios, ya que la enfermedad no tiene una época para atacar. Por otra parte, se deben someter a estudios cardiológicos, por el incremento de infartos en este periodo; densimetría ósea, para verificar la cantidad de calcio en los huesos, y estudios tumorales en la sangre, más al inicio del periodo de la menopausia.

¿Las embarazadas también deben realizarse estos estudios?

– Al comienzo de la gestación se deben hacer el examen de papanicolau, análisis de rutina, más un grupo de estudios llamado Torch, con los que se busca detectar toxoplasmosis, rubeola (en el bebé o la madre) y herpes genital en la futura mamá.

¿Cómo debemos cuidarnos para evitar este tipo de enfermedades?

– Antes que nada, no dejarse estar; es decir, priorizar la salud con la realización de los estudios correspondientes. De esta manera se detecta a tiempo y se puede saber lo que sucede. Pero también están los cuidados no médicos. Uno de los más efectivos es la fidelidad de la pareja, ya que el VPH (Virus de Papiloma Humano) se trasmite por vía sexual. El preservativo también es un método muy seguro para evitar la trasmisión de enfermedades. Además, la higiene personal es fundamental, ya que las enfermedades ginecológicas se producen por el mal aseo de los genitales.

Recomendaciones

vivirb-f2

– Si no acostumbra realizar actividad física, se puede comenzar con ejercicios normales que no fuercen al cuerpo. Caminatas, baile y natación son excelentes alternativas para empezar. Al menos 30 minutos al día, cuatro o cinco veces por semana.

– Es importante alternar entre frutas, verduras, lácteos y cereales para que el organismo esté siempre con las defensas bien arriba. Beber mucha agua es fundamental para que el cuerpo funcione de la mejor manera.

– La vacuna contra el VPH se puede aplicar a las niñas desde los nueve años hasta las mujeres que aún no hayan iniciado una actividad sexual. Son tres dosis que deben aplicarse adecuadamente en el tiempo establecido para que la inmunización haga efecto.


Notice: Trying to get property of non-object in /storage/www/tvo.com.py/wp-content/themes/flatnews/single.php on line 67