¡Pati Ginzo y Koki Benítez nos presentan a Costanzo!

La conductora Pati Ginzo y su pareja, Jorge Koki Benítez, presentan a su hermoso hijo, Costanzo. Los flamantes papás no caben en sí de tanta felicidad por tener a su pequeño en brazos, y eso se refleja en las tiernas imágenes captadas por la fotógrafa María José Cuevas para TVO.

Hace un poco más de dos semanas, el pequeño Costanzo llegó al mundo para convertirse en el centro de la vida de sus papis, Pati Ginzo y Koki Benítez, quienes posaron orgullosos con el bello bebé.

Y mientras el tesorito de la familia era fotografiado solito, los papás primerizos respondieron gustosos los requerimientos de nuestra página.

Pati, ¡este bebé les cambió la vida!

– Síiii. Mega. Esperábamos que fuera un cambio, pero no sabíamos que llegaría a ser así. Obviamente, fue un cambio positivo, para bien. Estamos disfrutando muchísimo de este momento, dedicándonos 100% a Costanzo. Yo soy superhiperactiva, pero ahora me estoy superrelajando; también por la operación, que no me deja hacer muchas cosas, y ahí es fundamental el papá.

¿El papá te ayuda en todo?

– Sí, me ayuda las 24 horas del día. Es superguapo, cambia pañales, se levanta a la noche, lo baña. Mi mamá nos estuvo ayudando las primeras semanas, y ahora ya estamos bañándole entre los dos; superbién, porque el bebé redisfruta del agua. Aprendimos la técnica de la abuela y ahora ya la dominamos. No es tan difícil como parece.

Ambos se dedican a full a Costanzo.

– Decidimos dedicarnos a él este tiempo. Sabemos que a mí personalmente me necesita mucho más, y yo a su papá también. Así que estamos dejando de trabajar. No sé por cuánto tiempo. Vamos a ver. Mientras tanto, estamos buscando una persona que nos ayude para poder organizarnos, e independizarnos un poquito para volver otra vez al ruedo.

¡Ahora se viene la boda!

– Sí, el 13 de diciembre dijimos que nos vamos a casar. Vamos a ver, pero será en diciembre. La idea es que el bebé esté un poquito más grande y yo más recuperada físicamente, querría empezar a entrenar, pero hay tiempo para todo.

Ahora se viene un Día de los Enamorados muy especial para ustedes, ya con Costanzo en brazos.

– ¡Sí, totalmente! Pensamos qué vamos a hacer. Y vamos a quedarnos en casa nomás, ¿dónde lo que nos vamos a ir (risas)? Pero con Costanzo todos los días son Día de los Enamorados; en serio, es un amor tan lindo y diferente el que nos ofrece.

¿Los unió mucho más como pareja?

– Totalmente. Es un amor distinto el que se empieza a generar a partir de ahora.

¿Qué les decís a las futuras mamis?

– Que la maternidad es una hermosa experiencia, siempre y cuando una también se predisponga a disfrutarla, porque hay muchos comentarios externos y mucha presión social también, en el sentido de que tenés que sufrir: si no sufrís, no sos una buena madre, y la verdad que no es así. Este tiempo es maravilloso, porque empezás a descubrir muchas cosas; y cuando uno hace cosas por primera vez, obvio que cuesta, que es difícil, pero con buena actitud se pasa más rápido. Cuando aprendimos a manejar también fue difícil, cuando aprendimos a andar en bici también fue complicado, no lo hicimos de una, pero no por eso nos frustramos y dijimos: “Andar en bici es lo peor del mundo” o “qué difícil es andar en bici”; no, sino que es un proceso. Y como todo en la vida, hay que pensar también en los más débiles, que en este caso son los niños, entonces, pensar un poquito en cómo para los bebés también es complicada esta transición de pasar del vientre a la vida real, y no pensar tanto en “uy, me duele esto” o “qué difícil la lactancia”, sino ponernos en el lugar del bebé que jamás pidió venir al mundo y que él también necesita de un ambiente tranquilo, lleno de amor y de paz para poder empezar bien su vida.

Koki: “¡No puedo explicar lo feliz que estoy!”

Luego de conversar con mamá Pati, le tocó el turno al flamante papá.

Koki, ¿cómo te sentís con Costanzo en brazos?

Estoy feliz. Esperaba este momento y ¡no puedo explicar lo feliz que estoy! Mirá a esta hermosura, cómo no ser feliz con este bebé.

Papá full time.

Sí, dejé todo y estoy 24 horas con el bebé, todo el día. Estoy acompañando todo el tiempo al bebito y a la mamá. Nosotros exclusivamente lo cuidamos, lo bañamos, lo cambiamos, lo alimentamos, hacemos todo juntos.

¿Asististe al parto?

Sí, claro. No me lo iba a perder; ¡ni loco me perdía ese momento!

¡Felicidades a los Benítez-Ginzo por la llegada de Costanzo! ¡Hermosa familia!

 

Fotos: María José Cuevas / Estudio: BabyShoot Paraguay